El sistema de rodillo inteligente del sillón masajeador permite escanear el sistema de meridianos y los puntos de acupresión de nuestro cuerpo para darnos un masaje relajante y a la vez dándonos tratamientos de prevención y mejoramiento a las enfermedades .


El mejoramiento de circulación sanguínea nos permite aliviar dolores musculares y elevar el sistema inmune para combatir a los males. Sirve también para recuperar la vitalidad del cuerpo, ayudando a regular el sistema hormonal, la circulación sanguínea y del líquido linfático, así como a eliminar toxinas y reducir la tensión muscular.


Mientras estamos reposando en el sillón masajeador, nuestros músculos se tonifican y trabajan. Además sirve para que podamos conciliar mejor el sueño, de una manera más natural, gracias a que contribuyen a eliminar el insomnio.


Asimismo, son un remedio bastante eficaz para combatir los dolores causados por las malas posturas que adoptamos cuando nos sentamos, agachamos, o simplemente cuando estamos de pie o caminamos. Estos problemas, en apariencia leves, pueden acarrear más adelante dolencias mayores, siendo entonces difícil ponerle una solución. El mejor y más relajante tratamiento para estas pequeñas pero molestas afecciones es sin duda una sesión diaria en uno de estos sillones. Y olvídate de las molestias.

Lo bueno de estos sillones de masaje es que permiten compatibilizar la actividad relajante del masaje al tiempo que ves la televisión, lees algún libro o charlas con tu pareja, por lo que apostamos a que donde el sillón masajeador se convertirá en tu lugar favorito de la casa.

Desde luego, si quieres brindar a alguno de tus seres queridos un gran regalo, no solo en tamaño sino en cuanto a lo que se refiere en calidad, un sillón masaejador es la elección idónea.

Según los científicos el masaje es un tranquilizante eficaz, que alivia las terminaciones nerviosas de todo el cuerpo, a la vez que trabaja tanto el sistema nervioso central como el sistema nervioso autonómico (o involuntario).

También se dice que el masaje favorece la digestión, fomentando la producción de saliva y el flujo de los jugos digestivos. Nos ayuda a combatir las infecciones, al potenciar el sistema inmunológico. Estimula el sistema linfático, que transporta los leucocitos; éstos, a su vez, nos protegen de los virus y las enfermedades degenerativas.

El objeto del masaje es activar los receptores táctiles de la piel con el nivel apropiado de presión, de forma que éstos envíen mensajes placenteros al cerebro. Los masajes rítmicos en la piel son siempre una experiencia relajante y regeneradora.

Todos estos beneficios están al alcance de un botón, de tal forma que Usted puede elegir, cada día, el cuidado que necesita su cuerpo y mente.